Bechamel vegana para torpes sin remordimientos

Bechamel vegana para torpes sin remordimientos

Holi vagas y no tan vagas pero que quieren que la vida sea más fácil porque ni tú ni yo nos chupamos el dedo y nos gustan las facilidades en la mayoría de los casos excepto para elegir el estilismo para ir a una boda. Lo de bechamel vegana sin remordimientos, no es por eso de que engorde ni nada, es que hacer una bechamel tradicional es un trabajazo y quizá te arrepientas a la mitad del proceso. Esta es una de esas recetas que te harán sonreír como en los anuncios de compresas, pero sonreír de verdad, queda buenísima y no es un coñazo de preparar como la bechamel tradicional, que vaya telita colega.

 

Soy consciente de que los ingredientes de esta bechamel vegana en principio pueden chocar un poco, ya que no tienen nada que ver con la tradicional, que ahora mismo ni me acuerdo exactamente qué lleva ni cómo coño se hace, desde que descubrí esta sin querer, ni se me ha ocurrido volver a intentar practicar la que hacían nuestros ancestros, ni creo que vuelva a intentarlo jamás. Tanto hablar de bechamel se me hace inevitable nombrar a Bechamel y Dormir, una marca de manteles muy totales que puedes tirar cafés y vinos sin problema, ya que son antimanchas, lo tengo muy comprobado con el de los mejillones que es mi favorito.

 

La movida es que un día estaba intentando hacer algo que no recuerdo muy bien lo que era, creo que pretendía hacer unas croquetas o algo así, el caso es que cogí varios ingredientes medio al azar y los batí, al ver que la textura era muy líquida y no me quedaba trigo sarraceno me resigné y lo puse al fuego a ver qué pasaba.

 

 

Ingredientes para hacer una bechamel vegana torpes edition

18 mayo 2018

By:

Ingredients
  • Dos cucharadas de trigo sarraceno
  • Dos champiñones crudos
  • Un puerro
  • 600 ml de leche vegetal
  • Ya está
Directions
  • Step 1 Sólo hay que batirlo todo hasta que quede guay y ponerlo a fuego bajito un rato.

 

 

Grata fue la sorpresa al ver que eso olía genial, añadí un poco de sal

Fue total, añadí un poco de cúrcuma para ver qué tal

La curcumina de la cúrcuma actúa mejor con pimienta. Zás

Y el resultado fue espectacular

 

Lo de poner esto en forma de poema, es un guiño a mi libro, en el cual encontrarás una preciosa poesía al ajo negro. El libro no sé cuando va a salir, no nos vamos a engañar. Lo estoy escribiendo y sólo escribo cuando me apetece y con cariño, si no, no queda bien y quiero que quede bien.

 

Verás que en cinco minutos o así la bechamel vegana ya empieza a espesar, sin tener que añadir poco a poco nada, sin esfuerzo, sin paciencia, sin apenas dedicación, casi no hace falta ni que mires.  Es prácticamente magia, gracias a nuestros queridos mucílagos que suelta el trigo sarraceno, la mezcla irá adquiriendo más consistencia, además de ser un excelente protector y lubricante de las mucosas, ideal para personas estreñidas y con problemas digestivos en la mayoría de casos. Yo si fuera tú, lo pondría por encima de una pasta boloñesa vegana.

 

Los mucílagos son lo más, tanto por fuera como por dentro. Puedes hacer una especie de crema hidratante mucho más barata que la nivea y mucho mejor, simplemente tienes que poner una cucharadita de semillas de lino con un poco de agua, esperas un rato mientras lees un libro o algo y cuando suelten esa gelatina, te la pones por la cara o por donde quieras, ya verás que bien, además ni huele ni nada. Esto lo hago yo y por eso estoy tan guapo, joven y radiante, ten cuidado no se te queden las semillas pegadas por la cara y quedes con alguien por Grindr, que puede flipar.

 

A ver, que se me olvida lo de la bechamel, pero es que tampoco tengo mucho más que decir, es que es tan fácil como batir todo y ponerlo a fuego bajo unos minutos mientras le das alguna putivuelta. Otro truco que sí te voy a decir, es que si lo utilizas para hacer una lasaña por ejemplo y lo vas a meter al horno, si pones por encima pan rallado crea una capa crujiente muy criminal. Querrás vivir en la capa superficial de tu lasaña.

 

Pues ya está tía, espero que la pruebes y sobre todo que me sigas en Instagram. Muak.

 

¿Te ha molado?


4 thoughts on “Bechamel vegana para torpes sin remordimientos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *