Chilling café, más moni imposible

Chilling café, más moni imposible

Holi, este sitio es bastante personal y voy habitualmente a hacerme el moderno con el portátil mientras me tomo cafés con leches de avena y como cosas ricas y cuquis, como la tarta de té marcha de la foto.

 

El último día que fui no funcionaba la cafetera, había quedado con la señora Celia Lastres, que es lo más y me tuve que tomar un té matcha como placebo, ella pidió té verde. Esto no ocurre nunca eh, es una anécdota. Al poco tiempo de estar marujeando con ella llegaron los técnicos de la súper cafetera para salvarnos la vida, nos fuimos de allí sin tomar ni una gota de café por voluntad propia. Celia pidió unos baos pensando que eran pequeños, no lo eran para nada y menos a las 10 de la mañana, con eso hasta las cinco por lo menos vas guay.

 

Lo primero que quiero decir es que el baño me encanta, tiene texturas oxidadas que llegan basta la cintura más o menos bordeando toda la pared, el lavabo tiene la misma textura y colores y tiene un agujero que si metes la mano puedes tocar la sala de al lado. Es un almacén, nada interesante pero es curioso. Además tiene unas tuberías vistas en azul oscuro que queda genial con el color de la pared y las placas oxidadas, además el suelo es de baldosas guays que me recuerdan a cuando viví en Barcelona.

 

Las fotos las hice un día que desayuné allí con una de las Hijas de seitán, también ella es lo más y curiosamente nadie tenía resaca. Ella llegó antes, no sabía que todo era vegano, en la carta pone jamón y otros ingredientes así de pretenciosos, se pidió una tostada de aguacate por si acaso mientras yo llegaba tarde, al llegar le aclaré que todo era vegano, me pedí el pincho de tortilla que se puede ver en la siguiente foto.

 

chilling cafe

 

Cuando llegó el pincho dijo que ella también quería uno, sobre todo por que te ponen el pan con forma de corazón para conquistarte, conmigo lo consiguen exitosamente. Casualmente el mío era el último y se quedó con las ganas, al menos lo probó. No está tan rica como la del B13 pero está muy rica y la mayonesa que te ponen también.

 

Lo segundo lo comí a medias con mi amigo Eric, que también es lo más, y no sé muy bien decir lo que era, sé que es una especie de hamburguesa que ponen de desayuno, debajo lleva una capa de tortita muy torcha, luego la carne de la hamburguesa de soja y por encima jamón y alguna salsa mágica que emociona.

 

chilling cafe

 

Si vives en Madrid deberías ir, quizá me encuentres observando tan fantásico baño o estresado con el portátil, quién sabe.

 

Muak.

¿Te ha molado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?