Crema de boniato con arroz rojo

Crema de boniato con arroz rojo

Holi boniatos. Sí, pone boniatos, no bonitos, se siente. Quizá en la fotos parezca que hay trozos de jamón o algún otro tipo de cadáver, pero no es así, tranquis, es arroz rojo. Esta crema de boniato es muy otoñal, y como estamos en otoño, o eso parece, tienes que hacerla. He añadido arroz rojo a la crema de boniato porque me sobró de unas croquetas y aproveché. Esta es una clásica receta de vagas, en mi caso fue así porque la hice con sobras que puedes tener preparadas para momentos de emergencia o vaguería máxima.

 

  • Cristian, nunca he probado el arroz rojo, ¿a qué sabe? ¿está bueno? ¿me va a gustar?
  • No sé tía, pruébalo y me dices.
  • Dónde se compra eso?
  • Pues en tiendas a granel o en grandes superficies, herbolarios… Como todo.
  • Pero esas cosas siempre son muy caras.
  • Estás hecha de comida…
  • Ya tío si es que comemos fatal.
  • Yo no.

 

Eso me pasa casi todos los días, quizá me haga una tarjeta explicativa para repetir menos veces lo mismo. Al menos el boniato, la mayoría de gente lo conoce porque lo comían Sinchan y en Doraemon, del cual el último capítulo tan famoso no existe, me lo dijo una amiga muy friki de Doraemon que lo sabe todo sobre el tema y hay que fiarse de ella.

 

 

Gracias a este tipo de series, alimentos como el miso o el boniato se dan a conocer, luego la gente ve los puestos de castañas, maíz y boniato y sólo compra castañas porque les da miedo probar el boniato por si no les gusta. Si no lo pruebas es cuando nunca vas a saber si te gusta, además seguro que te gusta porque es como una patata en versión dulce.

 

 

El boniato se puede hacer al horno o al vapor hasta que esté tierno. Si lo haces al vapor, gastarás mucho menos, pero si tienes el horno encendido pues aprovecha y mete unos boniatos envueltos en papel de aluminio. Una vez esté tierno, se pela y se bate con la leche vegetal que te apetezca para hacer la crema, en este caso utilicé de almendras y quedó muy pero que muy rica. El arroz rojo se cuece exactamente igual que el arroz integral y también dura varios días en la nevera en un tupper.

 

 

Diré que se pueden hacer curas depurativas y semiayunos a base de arroz integral, ya sea blanco, rojo o negro por lo nutritivos que son. Los arroces integrales de calidad, son alimentos que apenas dejan residuos en el cuerpo tras digerirse, son muy limpios, equilibrados y por eso se utilizan precisamente para hacer las detox. Si te lo estás preguntando, no, no engordan y si esto te resuena, pruébalo. Hay una cura de Suzanne Powell a base de arroz y gomasio que causa bastante furor.

 

 

Una vez hechas las dos cosas, sólo hay que mezclarlas para presentar el arroz rojo con crema de boniato. Por encima le puse unas algas, en este caso espagueti de mar con las cuales cocí el arroz y unos trocitos de coliflor cruda que me sobraron de mojar hummus. Sí, mojo el humus y otros patés veganos con coliflor cruda, me encantan las crucíferas, que son las primas y hermanas de la coliflor, como: brócoli, romancesco, coles de bruselas, lombarda, col. Toda esta family tienen unas sustancias que se llaman glucosinolatos y son los responsables de sus sabores azufrados, que a su vez son los responsables de sus características anticancerígenas. Estas sustancias se degradan cuanto más se cocine un alimento, en el caso de mi querido brócoli, lo mejor es cocerlo 3-5 minutos al vapor, cuando su color verde alcance su máxima saturación es cuando conviene pararlo, luego se va convirtiendo en un verde oscuro cada vez más feo. Si quieres mantener su color saturado, al sacarlo del vapor mételo directamente en agua fría con hielo para cortar la cocción.

 

 

Bueno, a ver si te gusta. Muak

 

 

 

¿Te ha molado?


3 thoughts on “Crema de boniato con arroz rojo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?