Crema de calabaza con tofu crujiente al curry

Crema de calabaza con tofu crujiente al curry

Holi vagas del lugar. Esta es una receta que podrías hacer con los ojos cerrados. Bueno, igual no, pero es muy fácil. La crema de calabaza al curry es una receta muy socorrida, fácil y que puedes tener congelada si eres previsora.

 

Para la crema de calabaza al curry we need:

  • Calabaza
  • Leche vegetal de la que te apetezca
  • Tofu natural
  • Curry

 

 

Anotación súper importante: Para hacer una crema de calabaza no hace falta quitar los pelitos de dentro ni las semillas, si lo piensas, nos comemos las semillas que vienen en bolsas pero no nos comemos las semillas que vienen dentro ¿porqué? ¿por imbéciles? Posiblemente… Muchas veces hacemos cosas sin sentido. La calabaza se pela, se corta en trozos y se pone en la olla o vaporera tal cual, con semillas y todo.

 

 

En mi caso, suelo hacer la calabaza al vapor y luego la bato con la leche, es una manía y la verdad es que se podría cocer directamente en la leche y así se mancha solamente un cacharro, lo cual es genial y nos encanta, pero se me da mal calcular la densidad con la que va a quedar la crema si la pongo directamente en la olla con líquido a cocer, además si me paso de líquido tendría que tirar leche y eso no mola. Puedes hacerlo como te apetezca.

 

 

¿Cómo comprar calabaza?

Me parece muy absurdo comprar la calabaza envasada ya cortada, cuando es mucho más cara, está envuelta en plástico y además viene poca. Creo que es mucho mejor comprar calabaza y tenerla en casa, cortas lo que necesitas y la vuelves a guardar. Si te sobra mucha y te da miedo que se ponga mala, puedes hacer mucha cantidad de crema de calabaza al curry y congelarla.

 

 

El tofu natural, como la mayoría de gente sabe, tiene muchas proteínas y no sabe a nada. La mayoría de ñus tienen cierta reticencia al tofu porque lo probaron una vez y no les gustó o les pareció goma de borrar, la solución a este problema es marinarlo.

 

 

En este caso, yo lo corté en daditos pequeños y lo puse en un tupper con curry y un poco de leche de coco de la que viene en lata, lo tapé, lo agité mientras movía el culo y lo dejé un día en la nevera para que absorbiera el sabor. La parte de mover el culo es básica. Parece una tontería pero me lo explicó una tía que conocí en Barcelona. Me contó que se dedicaba profesionalmente a la coctelería y que para agitar como es debido, es necesario flexionar ligeramente las piernas, abrir un poco el ángulo de los pies, coger la coctelera en una posición súper incómoda para las manos y al agitar había que mover el culo y todo el cuerpo de una manera muy concreta. Estaba tan convencida y parecía tan sincera que me lo tomé al pie de la letra y desde entonces lo hago cuando agito cosas.

 

 

Cuando la crema de calabaza esté batida y te guste su consistencia, se saltea el tofu a la plancha a fuego fuerte para que quede crujiente por fuera y blandito por dentro. Luego se ponen unas semillas de calabaza por encima y listo.

 

 

Por último voy a contar una gilipollez que me hace gracia. Un día quedé para comer con una amiga en su casa y pensaba hacerle esta crema. Para asegurarme de que iba a gustarle, le pregunté por whatsapp antes de ir que qué le parecía el curry. Ella me contestó que de trabajo ya hablaríamos luego. Valentina, te quiero.

 

 

Espero que te guste mucho mucho mucho. Muak.

¿Te ha molado?


3 thoughts on “Crema de calabaza con tofu crujiente al curry”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *