Croquetas de patata muy guays

Croquetas de patata muy guays

Holi! Como podéis ver me estoy sofisticando con las recetas, con este tipo de foto se convierte en algo muy guay estas simples croquetas de patata, aunque tengo que decir que en realidad y siendo objetivos, son unas croquetas de patata muy guays.

 

 

Todo empezó un día de estos patatero, de estos que quieres bravas pase lo que pase y no te importaría coger un avión para ir a comerlas al mejor sitio de bravas, pero yo, que soy un creativo empedernido, decidí que ir a Barcelona, donde están las mejores bravas que he comido, era costoso y me daba un poco de pereza, además todavía hace mucho calor en esta época por allí, así que me puse mis calzoncillos blancos y mi capa para cocinar y me puse a innovar con las patatas.

 

 

No sé muy bien qué pretendía hacer, sólo sé que las hice al vapor para que mi capa de cocinar no cogiera olor a aceite si las hacía fritas, y además al vapor son tirando a bastante más saludables que fritas, sobre todo si el aceite está muy refrito, ese dáselo a tu abuela para que haga jabones. El caso es que una vez hechas al vapor, pensé que eso era una sosez, eso no era lo que yo hubiera querido que me trajeran si hubiera pedido unas bravas en un bar, eso era una mierda.

 

Croquetas muy guays

17 septiembre 2017
: Bastante fácil

Receta de:

Ingredientes
  • Varias patatas
  • Queso vegano (opcional)
  • Romero, eneldo, orégano y tomillo
  • Salsa Piri-piri
  • Pan para rebozar
Pasos a seguir
  • Paso 1 Se cuecen las patatas al vapor
  • Paso 2 Una vez frías, se machacan y se añaden las especias y el queso
  • Paso 3 Se forman croquetas con la forma que te gusten
  • Paso 4 Se rebozan en pan rallado y se fríen a la plancha
  • Paso 5 Se añaden unas gotas de salsa Piri-piri a la sartén antes de retirarlas

 

¿Por qué son muy guays estas croquetas?

 

 

Para arreglar esa cosa tan aburrida, las machaqué con un tenedor, pero se volvieron todavía mas aburridas y tuve que recurrir a una solución casi infalible… Mis amigas las especias. Puse romero, eneldo y orégano, si hubiera tenido tomillo le hubiera echado también pero siempre se me olvida comprarlo, joder. Como esa especie de puré no hubiera quien se lo comiera con ese aspecto, decidí engañarme a mí mismo y hacer croquetas a ver si me la colaba. Para darle un poco más de gracia puse unos trocitos de queso vegano para llevarme sorpresas texturiles de vez en cuando al masticar, y vaya que si sorprendía.

 

 

Un truco para hacer croquetas y que queden más guays es rebozarlas en pan rallado, así se crea una finita capa crujiente que mola bastante morder. Si eres celiaca puedes utilizar pan sin gluten o utilizar alguna harina de garbanzo o utilizar teff directamente. Para cocinarlas, yo pongo un poquito de aceite, una cantidad muy pequeña como si fueras a hacer unas verduras a la plancha y las pongo encima, primero a fuego fuerte para que se doren y luego a fuego bajo para que se hagan bien por dentro, este paso no es necesario because la patata en realidad ya está cocinada, pero si la masa está preparada del día anterior por ejemplo, pues estarán frías.

 

¿Cómo conseguir unas croquetas muy guays?

 

El último paso mágico para que sean croquetas muy guays, es echar unas gotitas de salsa Piri-piri justo antes de quitarlas del fuego para darle un último toque. Por si no lo sabes, la salsa Piri-piri es portuguesa y pica, si no tienes amigos que vayan a Portugal y te la traigan de souvenir, seguro que la encuentras en alguna grande superficie o puedes echar otra salsa que te apetezca, pero recomiendo encarecidamente utilizar esta.

 

Salsa de calabaza muy guay

17 septiembre 2017

Receta de:

Ingredientes
  • Calabaza al vapor
  • Leche de arroz
Pasos a seguir
  • Paso 1 Triturar la calabaza cocida con un poco de leche y ya está.

 

 

 

 

 

A ver si os gustan, croqueteros y croqueteras!

¿Te ha molado?


1 thought on “Croquetas de patata muy guays”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *