Ensalada de proteínas

Ensalada de proteínas

Holi. Si eres de esas personas a las que le encanta consumir productos ricos en calcio y  proteínas, pero no quieres comer carne ni leche animal y piensas que puedes morirte, no te preocupes, esta receta es para tí, una ensalada llena de proteínas.

 

Me encanta comer ensaladas en verano, en invierno la verdad es que pocas veces me apetecen. Este tipo de apetencias varía normalmente según la estación del año, los alimentos tienen propiedades que nos enfrían o nos calientan la temperatura corporal. En el caso de las verduras crudas, tienden a enfriarnos bastante, por eso en verano nos apetece un gazpacho en lugar de unas alubias, por ejemplo.

 

¿Cómo añadir proteínas a la ensalada?

 

I love legumbres, pero como no quiero morir de calor en verano, hago versiones veraniegas e invernales. Muchas de ellas son parecidas en cuanto a ingredientes, pero muy diferentes en cuanto a texturas, forma de prepararlas y sobre todo la temperatura a la que nos las comemos.

 

Añadir legumbres a una ensalada es una muy buena manera de añadir sabor, consistencia y proteínas a una ensalada, en este caso he decidido echar garbanzos. Procuro no utilizar garbanzos de bote, no quiere decir que no los coma, si no que prefiero cocerlos yo mismo. Un truco es cocer bastante cantidad y lo que no queramos comer en el momento guardarlo en un tupper con agua en la nevera, es muy importante lo del agua ya que si no se secarán y enraciarán enseguida. Así nos durarán varios días y podemos ir añadiendolos a diferentes platos, por ejemplo podemos hacer un hummus que se prepara en 5 minutos y queda muy rico.

 

El garbanzo es una legumbre rica en grasas saludables, hidratos de carbono y proteínas, es conveniente para deportistas ya que es muy forticante. En mi experiencia personal cuando como garbanzos y luego hago deporte, siento que tengo mucha más resistencia al esfuerzo y aguanto más tiempo.

 

Si el garbanzo te da gases, posiblemente lo estés combiando con alimentos con los que no hace buena mezcla. El proceso de digestión es complicado y delicado, ciertas combinaciones pueden generar incompatibilidades, creando gases, cansancio, dolores de cabeza… En el caso del garbanzo, al ser rico en hidratos de carbono, lo ideal sería no mezclarlo con carnes ni pescados en una misma comida, en el caso de esta receta al llevar solamente verduras, semillas y garbanzo no habrá ningún problema. Yo desde que no como carne no he tenido ningún problema digestivo con los garbanzos ni ninguna otra legumbre. Os animo a probar y que me contéis vuestra experiencia.

 

El sésamo es una semilla, es bastante conocida y su sabor suele gustar. La combinación de garbanzo y sésamo forma proteína de alto valor biológico, esto quiere decir que entre los dos alimentos contienen los ocho aminoácidos esenciales para el cuerpo, nueve en el caso de los niños. El sésamo es muy antioxidante y muy resistente a las altas temperaturas. En cuanto al calcio tiene el triple que la leche y es rico en fósforo. Estos valores nutricionales hacen de ambos alimentos una mezcla ideal para el cerebro y la memoria. Tradicionalmente para elaborar el hummus se utiliza tahini, que es la versión del sésamo en forma de crema, para elaborarlo necesitas un procesador de alimentos bastante potente, yo lo suelo comprar ya preparado en tiendas de alimentos naturales.

 

La receta de la ensalada es bastante sencilla, hasta un inútil sabría hacerla si tiene un cuchillo ya que sólo consiste en cortar verduras de la forma que más te guste y añadirle garbanzos y un par de cucharadas de sésamo. La puedes aliñar con un poco de aceite de oliva y vinagre, con limón o con especias, como por ejemplo pimienta negra y orégano.

 

Las verduras que lleva son las siguientes:

  1. Mezcla de lechugas
  2. Endivias
  3. Tomates cherry
  4. Rabanitos
  5. Cebolla morada
  6. Brotes de alfalta
  7. Pepino

 

Los pasos a seguir son poco complejos: se mezclan las verduras con los garbanzos, el sésamo y ya está lista para comer. Si la vas a utilizar para llevarte a comer al trabajo o fuera de casa y tiene que estar varias horas en un tupper hasta que la comas, te recomiendo que lleves el aliño que vayas a usar en un tarrito a parte, así durará más tiempo fresca y no se quedará babosa y apelmazada.

 

Yo he elegido estas verduras por que son las que tenía por casa y me gustan, pero podéis utilizar las que más os gusten. Observaréis que no utilizo pimiento nunca, esto se debe al  simple hecho de que no me gusta y no me sienta bien. Si algún alimento no te gusta o no te sienta bien, no seas mendrugo no fuerces a tu cuerpo a digerir cosas que no te apetecen, hay otro mogollón de alimentos que puedes comer en su lugar. Desde mi punto de vista la típica frase de ¨hay que comer de todo¨ es errónea, hay que comer lo que el cuerpo le pida a cada uno. Si te pide palmeras de chocolate no pasa nada por comerse alguna de vez en cuando, las de panadería son mejores que las que vienen envasadas y no caducan

 

¿Qué te pide el cuerpo? ¿Foskitos? ¿Donus? ¿Boyicaos?

¿Te ha molado?

Related Posts

Gazpacho para la resaca

Gazpacho para la resaca

Típico día que quedas para tomar un café, te lías y te acuestas al día siguiente. Si te levantas y eres capaz de moverte, ir hasta la cocina y meter cuatro ingredientes en una batidora, podrás obtener un elixir que te hará más llevadero el […]

¿La pasta engorda?

¿La pasta engorda?

La pasta no engorda, engordas tú.   Con este chiste malo os doy la bienvenida a este blog, en el que trataré temas sobre nutrición, alimentos raros y donde encontrarlos, cómo se cocinan y qué efectos tienen en el cuerpo. Si compraste quinoa hace un […]



5 thoughts on “Ensalada de proteínas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *