Hummus para torpes

Hummus para torpes

El humus es una receta que parece proceder de Egipto, y como bien se sabe, los egipcios eran muy listos y fuertes. El garbanzo ayuda a regular las glándulas endocrinas, sobre todo la tiroides y es genial para el desarrollo adecuado de los niños y niñas.

 

Hummus

9 agosto 2017
: 2 Personas
: Apto para torpes

Receta de:

Ingredientes
  • 2 Tazas de garbanzos cocidos
  • 1 Cucharada sopera de tahin
  • 1-2 Ajos
  • 1 Cucharada de comino
  • 1 Cucharada de pimentón picante
  • 1 Chorro de aceite
  • 1 Pizca de sal
  • 1 Chorro de agua
Pasos a seguir
  • Paso 1 Se pone todo en un recipiente grande y se bate.

 

Como este blog es muy realista, aportaré mi dura y crítica visión del humus que venden preparado normalmente. Como me gusta leer, siempre leo las etiquetas de los alimentos y todos los humus que he visto preparados hasta ahora llevan una cantidad de aceite de girasol descomunal, si tenemos en cuenta que los garbanzos contienen mucha agua y todo lo demás que lleva es aceite, en realidad estamos comiendo aproximadamente un 5,2 % de garbanzos y nos creemos guays. Los ecológicos normalmente se lo curran un poco más. Para una emergencia se puede tirar de estos recursos pero con lo fácil que es hacerlo, mejor prepararlo en casa.

 

Personalmente yo noto que el día que como garbanzos tengo mucha más resistencia y fuerza al hacer deporte, así que cuando quiero estar mucho tiempo liándola en el gimnasio, procuro comerlos. Tanto antes como después de hacer deporte son un alimento muy apto, ya que tienen mogollón de proteínas, además es de las legumbres que más grasas buenas tiene, de ahí la espumilla que sale al cocerlos. Hay una receta muy muy pro que me encanta para después del gimnasio que son mis famosos garbanzos choriceros.

 

Ya que nos gustan tanto las proteínas, el humus es bastante proteico, además este concretamente tiene proteínas de calidad, ya que al mezclar el garbanzo con tahin se crea una simbiosis de aminoácidos muy guay. El tahin es una crema que se hace básicamente batiendo sésamo, tiene un sabor muy fuerte y no es para comérselo a cucharadas precisamente por que es muy denso, pero para añadir a algunas recetas está bien. Se puede hacer en casa pero habría que tener un robot de cocina muy potente, yo lo compro hecho y me va bien, lo venden tostado y sin tostar, a mí me gusta más el que viene sin tostar, pero es cuestión de gustos.

 

¿Las legumbres dan gases?

 

Personalmente las legumbres no me dan gases, el problema principal es que pueden ser muy indigestas según con qué las mezclemos. Las legumbres no deberían mezclarse con carnes si es que normalmente sientan mal ya que para el cuerpo pueden ser un poco incompatibles cuando tiene que segregar líquidos para digerirlas. Di adiós al cocido convencional. A mí me funciona, pero como no es lo mismo contarlo que vivirlo, puedes probar a comer un día legumbres sin carne y ver qué pasa.

 

Para reducir los gases y aprovechar el inmenso poder nutricional de las legumbres deben estar muy bien cocidas, si no lo están pueden ser muy indigestas. Yo las cocino en olla express normalmente, en lugar de sal le añado un trocito de alga wakame para que cuezan juntas y felices. Si algún día estoy vago o no he pensado que podían apetecerme garbanzos utilizo los de bote y el líquido que sobra del bote lo utilizo para hacer una veganesa que explicaré en otra entrada.

 

Un truco para vagos e improvisadores, es cocer media tonelada de garbanzos y guardarlos en un tupper con agua. El agua es muy importante por que si no se secan y duran muy poco tiempo. Con la media tonelada de garbanzos que sobran, se pueden hacer unas hamburguesas, un falafel o acompañar una ensalada.

 

¿Te encanta el hummus?

¿Te ha molado?


1 thought on “Hummus para torpes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *