Irene: una mamá biófila y ñu

Irene: una mamá biófila y ñu
  • Soy…

 

…Amante de la montaña, la buena música, consultora de comunicación y diseño gráfico, loca del cine de animación, bailonga, comilona…pero sobre todo… MAMÁ… y ÑU.

Un día cualquiera Cristian me preguntó si quería participar en esta entrevista… un día tonto de esos en los que dices que sí a todo, y todo te parece bien porque te has levantado con el pie derecho… así que aquí estoy.

 

  • ¿Eres vegetariana?

 

Mmmmmm… nop…. Lo siento… ¿debería serlo? No soy ni vegetariana, ni vegana, pero sí pro-naturista y biófila… es decir, cuanto más natural mejor, tanto en alimentación como en medicación o terapias.

 

  • ¿Qué tipo de alimentación llevas?

 

Desde que fui mamá hace dos años tengo menos tiempo para mí (¡qué novedad!) y no he conseguido alimentarme tan bien como lo hacía antes de mi embarazo. Aun así, intento estar simplemente atenta a lo que como, para hacerlo de forma consciente. No tomo leche ni café, evito las carnes rojas, tomo mucho pescado, verdura y fruta (aunque con la fruta soy un poco perezosa a la hora de pelarla… ups)…. Es una alimentación normal, tirando a sana… jejeje.

 

  • ¿Qué me llevó a ella? 

 

Hacerme consciente de lo contaminado que está el planeta, de lo envenenados que están infinidad de alimentos (¿hormonar a los salmones en noruega, echarles colorante y darles antibióticos no es como hacernos todo eso a nosotros mismos? ¿Por qué no están controladas esas prácticas?)… y de cómo influye lo que comemos en nuestra salud, nuestro estado de ánimo, nuestro funcionamiento hormonal y químico: somos lo que comemos.

 

  • ¿Que tal el embarazo? ¿Crees que llevar una alimentación adecuada ayuda a que se desarrolle mejor?

 

Totalmente. Llevar una buena alimentación es esencial para el pre-embarazo, embarazo y post-embarazo. Yo me hice consciente antes de quedarme embarazada gracias a mi naturópata Carmen Salgado (una crack!), que me ayudó a “preparar el terreno” a todos los niveles. Durante el embarazo me cuidé mucho y mi hija nació como una manzana!!!

 

  • ¿Tu baby come como tú? ¿Hay algún alimento que no quieras incluir en su dieta?

 

Que va!!! Come como una niña! Jejejeje. Estuve con lactancia exclusiva 8 meses, después, como todo el mundo, fui añadiendo a su dieta purés y sólidos poco a poco y lo cierto es que come bastante bien, aunque tiene sus preferencias. El salmón le encanta y la merluza no!! ¡Es increíble cómo niños tan tan pequeños tienen ya sus propios gustos! Le encanta la fruta, la verdura en tonos cálidos (jejejje, zanahoria, calabaza…) y por supuesto el yogur!!!

Lo que sí que intento evitar todo lo que puedo es el azúcar. Vivimos en una sociedad azucarada, con cada vez más diabéticos y más obesos. La diabetes infantil en concreto sube y sube y es increíble ver en el parque cómo muchos niños meriendan día tras día bollos, chocolate y el cóctel explosivo de grasas hidrogenadas + azúcares.

 

  • Menciona algunos alimentos poco habituales que incluyas en tu dieta

 

¿La quinoa ya no es “poco habitual” no? Jejeje…

Judía mungo (en invierno un placer), algas, té mu, chía…

 

  • Algún escritor o blogger que te guste especialmente?

 

Hay un blog estupendo que propone recetas vegetarianas y veganas con muuucho sabor… creo que se llama “La pasta no engorda”.

 

  • ¿Piensas que lo que comemos afecta a lo que sentimos y pensamos?

 

Completamente. Somos lo que comemos. Cuando me siento cansada, baja de energía o con alguna dolencia pienso… ¿cómo estoy comiendo últimamente? Me encantó hace poco encontrarme con una fisio que me recomendó vitamina C y omega 3 para combatir la inflamación muscular. Cada vez más se integra la visión de nuestro cuerpo “por dentro y por fuera”. Sólo tenemos un cuerpo, y solo vivimos una vez.

 

  • ¿Te gusta el tofu?

 

Mmmm reconozco que no mucho… Prefiero otras cosas como el falafel.

 

  • ¿Que opinas de que hayan prohibido llamar leches vegetales a las leches vegetales?

 

Pues en estos casos creo que lo que hay que hacer es recurrir a la RAE. Y según ella, la leche no es sólo el “líquido blanco que segregan las mamas de las hembras de los mamíferos para alimento de sus crías”, sino que también es el “jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas”. Por tanto, debería poderse llamar “leche” igualmente.

 

  • ¿Has tenido problemas digestivos alguna vez? ¿Como los solucionaste? 

 

Pues sí, sí que los he tenido y los tengo. Padezco de colon irritable y a veces de indigestiones. Nunca me he medicado, la mejor solución a esto es: cuidar el estrés, que afecta directamente al tracto intestinal y tomar dos cucharaditas de zumo de aloe vera por la mañana y por la noche antes del desayuno y cena. Es el mejor protector gástrico que conozco para el día a día.

 

  • ¿Te suplementas?

 

Sí, casi siempre, pero voy cambiando los complementos según mi estado de salud o la temporada del año. Por ejemplo, para el verano protejo mi piel con más vitamina D y equinácea, y el omega 3 suele estar siempre purulando por mi cocina…

 

  • ¿Eres hipocondríaca?

 

Jajajjajaja nooooo! Y no hay que volverse loco con todo esto. Lo más importante es ser feliz! Ser conscientes de lo que comemos, de cómo nos influye al organismo y estado de ánimo y salud general, pero sin volvernos locos. Y si hay que zamparse una hamburguesaza un día loco para resetear… pues se zampa y santas pascuas!

¿Te ha molado?


1 thought on “Irene: una mamá biófila y ñu”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *