Leche de nueces de macadamia

Leche de nueces de macadamia

Holi golosas ¿Se te hace la boca agua sólo con pensar en nueces de macadamia? Sólo diré que vas a flipar con esta leche de nueces de macadamia. Es lo más.

 

 

Las nueces de macadamia son caras, por lo tanto la leche de nueces de macadamia también es un poco carita. Lo bueno es que tienes dos en uno, porque al hacer leche, la pulpa que queda de las nueces se convierte en un excelente untable que es digno de encerrarse en casa para ponerse fino.

 

 

Antes de nada quiero hablar del concepto leche vegetal again. Mucha gente se queja de que no se puede llamar leche porque no lleva leche, pero lo cierto es que la palabra ¨leche¨ puede significar muchas cosas. Generalmente se usa para identificar un líquido blanco que se bebe. O no. Por lo tanto, una bebida que cumpla esas características y esté rica, se debería poder llamar leche.

 

 

Para hacer esta leche de nueces de macadamia sólo hacen falta, nueces de macadamia como es lógico y agua. Al igual que para cualquier otro tipo de leche vegetal existe la opción de hacerla con una bolsa para hacer leches o con la chufamix. En mi caso tengo una chufamix falsa de 9 € de Lidl y va genial, antes utilizaba la bolsa pero la verdad es que limpiarla es un poco coñazo, pero funcionan igual de bien. La bolsa sale bastante más barata que la chufamix original, yo tengo esta que compré en Amazon y la verdad es que va genial, no se rompe aunque la estruje un dinosaurio, además también sirve para germinar cositas.

 

 

Si lo haces en la chufamix falsa de 9 € lo único que tienes que hacer es poner un puñado de nueces de macadamia en la parte de dentro y rellenar de agua al gusto. Para esta leche recomiendo una taza de frutos secos por tres de agua, así quedará densita. Lo único que hay que hacer después es batir a velocidad considerable un rato y apretar con el mortero mágico para extraer bien la leche.

 

 

Si lo haces con la bolsa de Amazon, es exactamente lo mismo pero en versión bolsa: se baten las nueces y el agua hasta que queden muy trituradas, luego se pasa por la bolsa y se ordeña bien, si no tienes una batidora potente lo puedes hacer con el procesador de alimentos a máxima velocidad para que quede lo más triturado posible. En ambos casos, la pulpa que sobre hay que comérsela como más te guste, a mí personalmente, me gusta con pan crujiente o a cucharadas.

 

 

No tengo nada más que decir, sólo que vayáis a comprar nueces de macadamia y os pongáis ciegas. Muak!

¿Te ha molado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *