Muffins veganos gays [receta feminista]

Muffins veganos gays  [receta feminista]

Holi maricas y mariliendres. Te preguntarás el por qué de muffins gays y lo voy a explicar muy brevemente: considero que ciertas frutas son poco masculinas desde un punto de vista de psique común, como las fresas, frambuesas, moras, arándanos y cerezas. Si estás flipando, puedes leer este artículo que escribí hace casi un año tras el orgullo gay.

 

Como siempre, esta receta es muy fácil, al principio pretendía que fueran rellenos de yogur como unos que venden en lugares horribles, pero se me fue la pinza y lo volqué en la mezcla junto a los demás ingredientes. Si quieres rellenarlos, lo que tienes que hacer es esperar a sacarlos del horno y una vez que no corras el riesgo de quemarte, que duele bastante, dale caña con una jeringuilla rellena de yogur. Una vez quise sacar una bandeja del horno sin guantes, fue hace varios años y luego me dolía escribir, recomiendo encarecidamente el uso de guantes.

 

Como soy un ecléctico y un innovador, esta vez me atreví con la levadura fresca y no fue por casualidad, bueno sí, bueno, me explico mejor en la siguiente frase. Fui a un supermercado que no está cera de mi casa para comprar algunas cosas y al ir a comprar los arándanos, me encontré sospechosamente cerca con la levadura fresca, como si quisiera irse con los arándanos, me lo tomé como una señal del destino que me incitaba a probar, renovarme y afianzar conocimientos para luego difundirlos aquí. Básicamente lo que hay que hacer es mezclar a tope todos los ingredientes, la levadura hay que desmigarla muy bien, aviso.

Ingredientes para hacer muffins veganos

3 junio 2018

By:

Ingredients
  • 250 harina espelta
  • 200 gr yogur de soja
  • 50 gr panela
  • 200 ml leche de coco
  • 1 bloque de levadura fresca
Directions
  • Step 1 Mezcla con cariño

 

Puedes hacer esto en la máquina cara que calienta y bate, yo lo hice así, o puedes hacerlo a mano si te armas de paciencia, si lo haces a mano, te recomiendo que no hagas una mezcla súper homogénea y dejes algún tropezón, así la textura será menos monótona.

 

Una vez que tengas la masa, llega lo peor: quitar el hueso de las cerezas. Creo que existen maquinitas que lo hacen, yo una vez tuve un descorazonador de fresas que me regalaron cuando trabajaba como diseñador en una empresa de televenta, me lo dieron porque nadie lo quería y los regalos guays los habían cogido el día anterior por la tarde, mientras yo estaba tranquilo en mi casa o en algún otro lugar porque solamente trabajaba por las mañanas. El descorazonador de fresas era bastante inútil y difícil de fregar, no lo recomiendo aunque era bonito, al final se lo quedó mi compañero de piso y yo me mudé. Bueno eso, quita el hueso a las cerezas como puedas y rebaña lo que queda alrededor del hueso con la boca. 

 

Para hacer los muffins gays hay que tener un molde de muffins, eso es así, el papel de las magdalenas suele ser bastante endeble, también puedes fingir que es una tarta y poner la masa sobre un molde de horno que te guste, si quieres que parezcan muffins luego puedes cortarlos de manera circular y fingir que lo son, pero quedarás mal. Mejor cómprate un molde, luego puedes hacer las torres de patata que hay en los destacados de mi Instagram.

El truco para el relleno gay, es poner un poco de masa, un poco de frutas gays y luego más masa. Si ves que no asoma nada del relleno por arriba, clava unos trocitos de frutas por arriba en el centro a modo de spoiler, quedarán de un color muy bonito.

 

Luego te vas a casa de unos amigos, dices que tienes unos muffins gays y os los coméis mientras os reís muy alto y hacéis chistes frívolos.

 

Recuerda que es muy importante compartir esta receta en Facebook.

 

Muak.

¿Te ha molado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?