Nuggets veganos caseros más fácil de lo que parecen

Nuggets veganos caseros más fácil de lo que parecen

Holi pollos y pollas. Hay dos marcas de nuggets veganos que me gustan especialmente pero esta receta es #homemade #healthy #fitness #vegan #realfood #influencer #plantbased , que quede clarito. Los nuggets veganos que vienen preparados tienen la característica común de que suelen ser caros de cojones, aun así, desde mi punto de vista son productos para consumir de manera ocasional cuando estés caprichosa, despechada o tengas resaca, mayormente. Esta es una receta con doble finalidad, de la cual saldrán nuggets y leche de soja sin ningún tipo de cadáver. Aprovechamiento máximo ¿vale? Tiki tiki.

 

Sinceramente, nunca había probado a hacerlos en casa hasta que vi una receta de Reinas y repollos, la cual he versionado cambiando alguno de los ingredientes que ellas utilizan, básicamente porque no tenía gluten y al ser domingo, no me apetecía desprenderme del pijama para bajar a la calle. Probaré a hacer los nuggets veganos con gluten otro día, a ver qué tol. Si haces esta receta con queso puedes morir agusto. 

 

El caso es que para hacer esto, pues necesitas soja en grano. Como bien sabrás se habla muy mal de la soja en cuanto a deforestación y otras cosas, lo que no se cuenta tanto, es que el 75% de la soja se destina a alimentar animales para que luego la peña se los coma, por lo tanto creo que no es tan grave consumir soja. La estadística no me la he inventado, me gustaría dejar el artículo donde lo leí hace poco, pero leo muchas cosas y no me acuerdo donde lo encontré, lo siento.


Una vez que hayas comprado la soja que no va destinada a alimentar el ganado, hay que proceder a cocerla. Tarda bastante así que ve preparando Netflix o un libro estupendo como El universo contra Alex Woods. Cuando veas que ya está blandita, pues la retiras y la bates con agua para hacer abundante leche de soja.

 

Ahora llega el momento de tomar una decisión y te voy a dar dos opciones bastante resolutivas. El mejunge que queda tras batir todo junto, evidentemente hay que colarlo ya que la leche de soja es líquida. Lo puedes colar en una bolsa de leche vegetal o en la Chufamix original, que es muy fácil de limpiar y desde mi punto de vista es una inversión. La que venden a veces en Lidl falsa a pesar de ser muy barata es fruto de un plagio y eso no mola, creo que es mas ético comprar la original. La otra opción si no tienes ninguna de las dos y pasas de gastarte la pasta, es un colador con una rejilla fina de toda la vida pero no quedará tan seca como se desearía.


Una vez hayas separado el líquido del sólido, puedes poner a hervir otra vez la leche para quitarle ciertos principios que no molan y pueden ser difíciles de digerir, esto lo leí en un libro del señor Jorge Pérez, que me gusta a mí bastante.

 

Te comento que el sólido se llama Okara, En japonés significa, la “corteza honorable”, qué bonito ¿verdad? a mí me lo parece y no es coña. Pues pones esto en un recipiente cuando lo hayas escurrido bien, echas mucha cebolla en polvo, ajo en polvo, levadura nutricional como si fuera la última vez que fueras a tomarla en la vida, tomate seco en polvo y un poco de pan rallado a ser posible integral. Puedes añadir otras muchas especias que te gusten, siéntete libre tía.

 

Lo siguiente supongo que ya te lo imaginarás, mezclas todo y le das la forma que quieras, yo hice algunos con forma de pene para hacer la gracia pero me los comí antes de hacer las fotos, si prefieres hacer una forma tradicional, también es tu elección. Cuando ya hayas rebozado todos los penes, los pones en una bandejita y al horno, cuando veas que empiezan a dorarse un poquito, ve dando la vuelta pene a pene hasta que completes la operación.

 

Duraron aproximadamente cinco minutos, se me caía la baba mientras hacía la foto, están que flipas. Esta vez me voy a poner serio y quiero que los hagas, que para eso me esfuerzo en hacerlos y contártelo, quizá leas el blog para reirte un rato pero me gusta que la gente haga las cosas y me lo cuente. Si acaban en desastre puedes contármelo igual, no me voy a reir de tí, al menos públicamente. Si los haces puedes etiquetarme en Instagram o enviarme un mail a holi@lapastanoengorda.es 

 

Si los haces con forma de pene me haría muchísima ilusión, la verdad. Muak.

 

¿Te ha molado?


2 thoughts on “Nuggets veganos caseros más fácil de lo que parecen”

  • Te sigo desde hace poco en IG y todavía no me había pasado por el blog y, vaya, ¡tenía que haberlo hecho antes!
    No solo tengo muchas ganas de hacer la receta, sino que me he reído mucho leyendo el post.

    Si hago penes de soja, te lo haré saber. Espero que sea pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *