¿Piña en la pizza? El gran debate

¿Piña en la pizza? El gran debate

Este tema es muy delicado, es algo que nos concierne a todos y que crea polémicas, peleas, discusiones e incluso ha roto amistades por incompatibilidad a la hora de ir a pedir una pizza. Es una de esas cosas que o te encanta u odias, no existe un término medio, alguna vez he escuchado alguna tímida opinión como : ¨A mi si lleva poca no me importa¨ o ¨A mi en realidad me da igual¨ Pero mi teoría es que, este tipo de gente son los que están a favor de la piña y no lo dicen por miedo a la exclusión social que un tema tan escabroso puede producir.

 

Los que están a favor de la piña en la pizza muchas veces son rechazados y apartados, como si su elección no fuera válida y pedir unos pequeñitos trozos de piña fuera lo peor que pudieran hacer en su vida. Muchas veces se sienten frustrados y ni se plantean decir en voz alta que les gustaría pedir una hawaiana por miedo a lo que los demás puedan decir o pensar. La mayoría de ellos opta por pedir pizzas a escondidas o cuando entran en un establecimiento de porciones para llevar, susurran tímidamente al pizzero sus deseos, sintiéndose culpables y vigilando que no haya nadie alrededor por si acaso.

 

Los radicales contra la piña en la pizza crean sus propias alianzas para defender eso que consideran suyo, lo llevan muy arraigado dentro de su ser y jamás nada ni nadie conseguirá hacer que cambien de opinión. Muchos de ellos son tan radicales que ni siquiera aceptarían apartar la piña y comerse el resto de pizza con ello por miedo a la contaminación alimenticia.

 

¿Piña fresca o enlatada?

 

Dentro de la opción pro-piña podemos encontrar dos subcorrientes de pensamiento: la piña en conserva y la piña fresca. Muchas personas optan por la opción para vagos: piña en lata. Ya que la facilidad que te da una lata, puede con ellos y prefieren sacrificar el sabor de la fruta fresca por no pelar una piña, que además es muy grande y si no se come entera se puede poner mala. Las personas que optan por la piña fresca, prefieren sacrificar tres minutos de su vida en pelar y partir la piña ya que prefieren su sabor ácido, además de ser conscientes de que la fruta fresca siempre va a ser más nutritiva y sana que la que viene enlatada.

 

¿Pizza en la piña o piña en la pizza?

 

Según las cantidades que se empleen, hay personas que en lugar de comer pizza con piña, comen piña con pizza. Esto ocurre sobre todo con las personas que optan por la piña fresca, por miedo a que se ponga mala. Este perfil de personas prefieren añadir cantidades discretas de pizza a su piña cuando nadie los ve o cuando hacen reuniones de adictos anónimos a la piña y así reducir su apetencia durante más tiempo.

 

 

Yo de momento no quiero posicionarme en este tema tan delicado. Antes de nada me gustaría hacer una encuesta para saber qué opinan los afectados. Si eres uno de ellos, contesta a la encuesta please.

¿Te ha molado?


4 thoughts on “¿Piña en la pizza? El gran debate”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *