Smokmok, comida fusión en Yatai market

Smokmok, comida fusión en Yatai market

Holi. Lo primero que tengo que decir es que vayáis ahora mismo a comer o cenar al Smokmok, lo podéis encontrar en Yatai market.

 

 

No conocía este mercado y me ha parecido de lo más guay que he visto este mes. Es una especie de mercado tradicional, pero orientado a restaurantes de comida asiática, decorado como tal y con platos de lo más curiosos. Entré en el mercado con un hambre voraz y me paseé por todos los puestos sin que se me notara demasiado mi impaciencia por comer.

 

 

Tras echar un ojo a todos los puestecitos de comidas asiáticas que hay, decidí comer en el único puesto que vi un plato que tenía tofu, al menos que yo viera, quizá había más y mi hambre no me permitía racionalizar. El tofu iba marinado con bastantes cosas raras y pintaba guay.

 

 

smokmok yatai

 

 

El plato de tofu estaba riquísimo, no recuerdo todos los ingredientes por el hambre que tenía pero entre ellos había: tofu, como es lógico, ensalada de algas, jengibre, sésamo blanco y negro, una verdura que no sé su nombre y una fruta liofilizada que no me acuerdo cuál que era porque cuando el cocinero me recitó los ingredientes sólo pensaba en comer y no me importaba demasiado la fruta en cuestión, siempre que no fuera plátano lógicamente. La salsa con la que iba marinada estaba buenísima! Juraría que también llevaba algo ahumado, quizá la salsa en cuestión. El caso es que el plato estaba jodidamente rico, una explosión de sabores y texturas muy divertida, me dio mucha pena terminar de comérmelo y me entraron ganas de chupar el plato pero como suelo ser bastante educado no lo hice, en cambio mi amigui sí lo hizo.

 

 

El otro plato con el que quedé maravillado eran unas aparentes simples patatas bravas, el caso es que me sorprendió ver unas bravas y no tenía espectativas demasiado altas al tratarse de un puesto de comida asiática, pero era lo otro único que podía comer de la carta además del tofu y joder que bravas! De las mejores patatas que he comido en Madrid y no es coña, con estas cosas no se bromean. Primero las hacen al horno durante una hora y luego las fríen, ni yo me las curro tanto, colega. En cuanto a la salsa hay que pedirla vegana porque la que utilizan normalmente lleva un poco de pescado, pero si lo dices no tienen problema en adaptarla, además tienen otra que es de ajo negro que también puedes flipar. Muy muy muy recomendables. Ve ya, joder.

 

 

Lo único malo que podría decir del mercado es que la luz es bastante pobre para hacer fotos, lo compensa lo bonitos que son los baños, grises de paredes frías, como a mí me gustan. Otra pega es que los demás puestos lo tienen un poco jodido para alimentar a personas veganas. Por lo demás tenéis que ir a probar las patatas sí o sí.

 

 

Muak.

¿Te ha molado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *