Toy Panda Dim Sum, no venden juguetes, venden baos

Toy Panda Dim Sum, no venden juguetes, venden baos

Holi. Puede que el nombre de este restaurante, Toy Panda Dim Sum, suene a broma, puede parecer una tienda de peluches pero no, aunque sus baos son bastante blanditos. Para variar, este restaurante se encuentra en Malasaña, parece que siempre hablo de restaurantes de este barrio pero yo no tengo la culpa de que la mayoría de sitios que me gustan estén ahí.Toy panda dim sum es el típico restaurante por el que pasas muchas veces y siempre piensas: tengo que venir a comer, pero nunca lo haces. Hasta que llega el día.

 

 

No es un restaurante vegano pero hablaré de varias cositas veganas que se pueden comer y yo comí. La cosita número uno fue ensalada de setas rehidratadas, zanahoria y pepino con una salsa vinagreta de no se qué. La salsa original de esta ensalada era picante, pero el ñu con el que fui a comer es un chichi y no le gusta el picante, pidió que nos cambiaran la salsa por la de la otra ensalada que tienen, que no picaba. La camarera dijo en un principio que no se podía cambiar la salsa de la ensalada, que normalmente no lo hacían pero que nos lo iba a hacer, quizás por que le hicimos gracia o quizás era un discurso comercial para hacernos sentir especiales. No lo sé, el caso es que si no os gusta el picante podéis intentar que os lo cambie, pero no le digáis que yo lo he dicho. En fin, que la ensalada estaba rica, nada del otro mundo pero las setas y la salsa le dan un toque diferente, aunque el hecho de servirla en un bol de plástico no me encanta, la verdad.

 

 

Otro de los platos que pedí era guotie de verduras, una palabra que no había escuchado en mi puta vida pero tenía pinta de gyoza y creo que es exactamente lo mismo pero con un nombre diferente. Estaban ricas, tampoco nada del otro mundo pero ricas, cuidado al mojarlas en salsa de soja que la masa es casera (puntazo a favor) y se desarman. Quiero destacar lo de las masas caseras, a pesar de no ser integrales, me parece muy guay que hagan ellos la masa en lugar de abrir el congelador y meter algo en una freidora, que para eso lo hago en mi casa. Viva la artesanía.

toy panda bao

En cuanto a los baos aunque es una receta cuyo nombre me suena a dejadez, no sé muy bien por qué, pero me suena a eso, me sorprendió para bien. La textura de la masa es como un bollito mojado, blandito y un poco gelatinoso, sin llegar a ser lo típico incomible que se te pega en las muelas, es mucho más agradable, además los ingredientes que se utilizan para su bao vegetariano, combinan toques de picante con un sabor avinagrado curioso, la base de las verduras que utilizan son las espinacas y en lo demás no me fijé demasiado porque tenía mucha hambre, estaba entrando en hipoglucemia y no estaba demasiado analítico, qué le vamos a hacer.

 

 

Mi opinión general es que es un sitio pasable, para ir algún día así tonto, está rico pero no me parece nada del otro mundo. Para las personas no vegetarianas no sé como son los demás platos, tienen bastante más variedad, pero aquí se habla de platos vegetarianos. De precio esta guay, tienen varias ofertas del rollo: 3 baos y bebida por 10 € en mi caso los dos comimos por 18 pavos.

 

 

La dirección del sitio es esta: dirección del sitio pinchando aquí

 

 

Muak!

 

¿Te ha molado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *