La economía circular del arte indie

La economía circular del arte indie

Holi, indies y no tan indies.

A los seres humanos, al menos de la sociedad consumista en la que vivimos, nos gusta tener objetos que sean exclusivos, únicos, suaves, brillantes, de terciopelo y si tienen purpurina, flipas.

Muchas personas piensan que comprar una obra de arte consiste en desembolsar cantidades estratosféricas de dinero para tener un cuadro que ni siquiera te llega a convencer porque lo ha pintado una persona cuyo nombre conoce todo el mundo. Otras personas consideran que una lámina del puente gigante en IKEA es arte porque ya viene con el marco. Como los extremos nunca fueron buenos existe un punto medio y razonable : comprar arte a indies.

Lo de los marcos es otra historia porque muchas veces compras algo y luego se queda un cajón porque nunca vas a comprar el marco. Enmarcar a medida es algo que he empezado a hacer hace poco y que hace que quede mucho mejor todo, además, da gustito entrar en una tienda de encuadernación, molan mucho.

¿Qué es un indie?

Para aquella no sepa lo que es un indie, es una persona que realiza un trabajo de forma autónoma porque quiere, puede ser artístico o no, sin que terceras personas le ordenen qué tiene que hacer ¿Altruismo o necesidad de expresión y divulgación? Pues depende.

Personalmente, yo, haciendo mi trabajo, me considero indie. Nadie me ha obligado a ser blogger, lo hago porque quiero, porque me gusta y porque veo cierta necesidad de divulgación de mis ideas. Eso así resumiendo, hay muchos otros motivos detrás, pero no viene al caso contarlos ahora.

Un carpintero autónomo podría incluirse como indie según esta descripción. Se dice de los indies que escuchan determinado tipo de música, generalmente poco conocida, ya que si su público aumenta exponencialmente se convierte en comercial. Esto es horrible para los indies fanáticos ya que si asiste mucha gente a los conciertos, tardas el triple en pedir una cerveza y te puedes perder tu canción favorita. Los grupos que sufren esta transformación, son repudiados por los indies más aferrados. Si eres un grupo muy indie y quieres conservar a tus fans, conviene no hacerte famoso y poder vivir de la música, olvídate.

La economía circular, consiste en alargar al máximo la vida útil de un producto. Es decir, hay que producir cosas de calidad, intentando alargar al máximo la vida útil del producto, teniendo piezas de recambio por si se estropea y garantizando que va a durar un número de años concreto. Cuando ese producto ya deje de ser útil por completo, deberá ser fácilmente transformable en otro.

En el caso del arte, cuando ya no quieras tener esa obra, lo que puedes hacer es dársela a otra persona que sí la quiera o venderla en algún lugar. Me imagino que muchas de las obras y de artistas que me gustan ahora, las veré en el rastro dentro de unos años y me traerá muchos recuerdos bonitos.

En el terreno del arte plástico, que es en lo que quiero centrarme, comprar arte a indies tiene varias ventajas:

Ventajas de comprar arte a indies

  • La primera y más obvia, es que si te gusta el trabajo de una persona y se lo compras, colaboras a que pueda seguir haciéndolo. Si te gusta entrar en Instagram y ver unas ilustraciones súper guays, puedes comprar alguna para que esa persona no tenga que tener otros trabajos simultáneos. Es complicado vivir del arte pero tú, que eres muy maja, puedes colaborar a ello.
  • Cuando cuelgues una obra indie en casa, además de quedar muy bonita, tus visitas te preguntarán ¿Y esta lámina? Por lo tanto, una lámina es un iniciador de conversaciones, como el exprimidor de Philippe Stark. 
  • Tener obras muy concretas que no se fabrican por miles, ayuda a que tu casa tenga personalidad. Es muy importante la tarea del branding en tu propia casa. 
  • Si después de comprar algo no te convence tanto como pensabas, seguramente no te arrepentirás ya que su precio suele ser bastante razonable y estás colaborando con una buena causa.

Existen miles de músicos, ilustradores, fotógrafos y artistas en general que venden sus propias obras. La mayorí­a de ellos tienen una tienda online, venden discos en conciertos, tocan en el metro o en alguna plaza improvisada a altas horas de la madrugada. Para acceder a este tipo de obras sólo tienes que dejarte llevar, si ves algo te gusta, interésate por ello. Investiga sobre el artista, seguramente te sorprendas y puede que acabéis siendo amigas.

Mucha gente que no tiene ni idea,  siente que especula cuando compra una obra pensando: ¿Con el tiempo se revalorizará? Cuando en realidad, creo que habría que pensar: Qué guay que estoy comprando esto que me encanta y además la persona que lo ha hecho recibe dinero por su trabajo. Esto, de hecho, me ha pasado muchas veces con mis amigas cuando les he regalado cosas que he hecho yo. Ejem!

Cada persona tiene sus motivos para comprar, si lo que quieres es especular, procura comprar obras de personas que ya sean bastante mayores, una vez muertas ya no van a crear más obras y todo subirá de precio, por lo que ahí sí que es exclusivo. Es una pena que muchas artistas no hayan podido vivir de su arte en vida y una vez muertas, se generen miles de euros con merchandising.

De los precios que tienen las cosas no voy a hablar, pero sí quiero decir simplemente, que tú no puedes quejarte, porque no eres tú quien lo está haciendo y cada persona es libre de vender su trabajo al precio que quiera.

Las obras que aparecen en la foto son de: Stefan Gunnesch, Mónica Egido, El Dibujo, Ana Juan y Rubenimichi ♥.

Muak!



2 thoughts on “La economía circular del arte indie”

  • Comprar arte indie es una cosa que practico desde hace tiempo, y más ahora que tengo un poco más de ingresos. Me parece súper bonito regalarte algo que te gusta sabiendo que este acto va a poder generar más arte. Además si conoces a las artistas mejor. En casa tengo muchas obras de Emmanuel Lafont (Te podría gustar mucho, mira su página http://www.emmanuellafont.com/)
    Gracias a ti descubrí Rubenimichi que me flipa, quiero comprar algo, en etsy hay cositas que me gustan pero lo que realmente me gustaría es tener uno de las pinturas que se ven en instagram. Sabes por dónde las venden?
    También estoy muy de acuerdo con lo de los marcos. Qué delicia ver una obra que compraste volverse diez o cien veces más arte gracias a un buen marco.
    Enhorabuena por el artículo, me he reconocido en todo lo que decías. A seguir! Un besi!

    • Buenas! Me parece muy guay la página que me has pasado, gracias!

      Normal que te guste el trabajo de Rubenimichi, a mi me encanta, son de mis artistas favoritos. Escríbeles un mail o un mensaje a través de Instagram para que te pasen el catálogo de obras disponibles 🙂 Si quieres regalarme un original a mi, estaré encantado de recibirlo.

      Gracias! Muak!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *