Paella vegana o arroz con cosas. No sé, pero está que flipas.

Paella vegana o arroz con cosas. No sé, pero está que flipas.

Holi gente con resaca. Es día 1 de enero y ya sabemos lo que pasa este día normalmente ¿No? Evidentemente: After o resaca. Aquí un dato cultural por si alguien no lo sabe: la paella, realmente es el recipiente donde se hace y la paellera, la persona que la hace. Tiki tiki. Si eres arrocera, te recomiendo esta receta de arroz rojo que te va a gustar y queda muy bonita.

Pues bien, si no estás de after ni resaca o tienes amigas que se encuentren bien, te animo a que les obligues a hacerte esta paella vegana para que puedas disfrutarla en la cama. También quiero recordarte que puedes comprar esta camiseta para este tipo de situaciones, es sanadora y además evitas que te hablen por la calle.

Yo, como siempre: intuyo, improviso y me invento todo, así que espero no ofender a demasiadas valencianas con esta receta. Algunas tetas consideran que si lo llamas paella es ofensivo y además sabe fatal. Si lo llamas arroz de verduras está genial y sabe fenomenal. 

Lo primero que necesitas para el arroz con cosas o paella, es arroz bomba. Hay gente bastante exquisita con las marcas de arroz que hay que utilizar, yo lo compro normalmente a granel así que no soy ningún experto en eso. Sorry! Espero no ir al infierno por no saberlo.

  • Puerro
  • Tomate triturado
  • Pimiento verde
  • Cebolla
  • Calabacín
  • Alcachofas de bote
  • Gambas veganas
  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de caldo de verduras

Llega el momento de rehogar verduras, aquí siéntete muy healthy porque no es para menos. No soy muy fan del pimiento así que solamente lleva verde, lo cual seguramente parezca también terrible a mucha gente, pero tú puedes poner lo que quieras porque eres libre. Corta las verduras en trocitos y ponlas en la paella con un poco de sal y aceite, dales unas vueltinas y luego pones por encima el arroz para rehogar todo junto a modo de orgía.

Cuando te parezca que es suficiente, vuelca el caldo de verduras y haz que quede bien expandido por todas partes. A partir de ahora, está prohibido tocar el arroz, así que asegúrate de que está todo bien homogéneo. Ponlo a fuego bajito y si le vas a poner colorante o azafrán, este es el momento. Yo no le puse ninguna de esas cosas y sobreviví.

Ahora tienes que dejarlo haciendo chup chup hasta que el agua esté consumida, prueba el arroz a ver si te parece que está bien, esperemos que sí. Esto me lo enseñó la Jenny, así que si está mal, las culpas a ella: Si quieres hacer socarrat, que es básicamente quemar el arroz por abajo porque está rico, tienes que echar un chorrazo de aceite por encima de la paella y ponerlo a fuego fuerte durante unos breves instantes. Es un momento delicado en el cual puedes cargarte toda la elaboración, así que hazlo con cariño.

Para que el arroz repose, lo típico es ponerle un trapo por encima mientras esperas con impaciencia salivando y terminarte la cerveza que abriste mientras cortabas las verduras. Yo si fuera tú haría veganesa, es lo más y queda genial con cualquier cosa.

Lo de las gambas veganas es por hacer la gracia pero realmente no hacen falta, si decides usarlas, te recomiendo que primero las hagas a la plancha para que tengan más sabor y luego ya las pongas por encima. Yo no lo hice así y me puse triste.

Espero que la hagas y te guste mucho. Muak!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *