Putivurgers versión beta. Follas fijo.

Putivurgers versión beta. Follas fijo.

Holi! Llevo mucho tiempo queriendo compartir esta receta, han sido meses de pruebas para dar con la receta definitiva, aquí puedes ver las tres hamburguesas para follar que hice hace tiempo, pero sin duda la que más ha funcionado a la gente, ha sido esta versión. No me lo invento, me ha escrito mucha gente diciendo que gracias a ellas han follado. Por favor, si a ti te han funcionado, ponlo en comentarios para aumentar mi credibilidad. 

Se dice que las hamburguesas veganas son difíciles, que se rompen, que son secas y otras tantas mentiras. Solamente hace falta un poco de técnica y en este caso, ni eso porque se hacen prácticamente solas. Lávate bien las manos porque hoy, follas. Garantizado.

Estas hamburguesas además de ser súper sabrosas, tienen mogollón de proteínas, que veo mucha gente preocupada por el veganismo y las proteínas. En cambio los foskitos no le preocupan a nadie, pero bueno, ese es otro tema.

Aquí te dejo los ingredientes del éxito:

  • -2 tazas de lentejas
  • -2 tazas de quinoa
  • -Tomate seco
  • -Ajo
  • -Sal vikinga de noruega
  • -Romero

De verdad que son demasiado fáciles, primero tienes que cortar el ajo muy pequeño, lo mismo con el tomate seco y los fríes con cuidado de no quemarlos, tu cita acabaría mal. Una vez hecho esto, pones en un recipiente bastante grande todos los ingredientes y vas aplastando con una espátula o algo así. 

Te recomiendo que tanto las lentejas como la quinoa, estén frías o al menos a temperatura ambiente, si lo haces cuando aún están calientes, no va a funcionar tan bien. La quinoa en este caso es el pegamento, verás que rápidamente la textura empieza a ser contundente.

Una vez hecho esto, puedes dejarlas reposar un rato. Si te pica mucho y no puedes esperar, puedes hacerlas directamente, pero igual te quedan feas. Simplemente hay que hacer la forma que tú quieras y a la plancha.

Te cuento por qué funcionan tan bien: El hecho de que lleven sal vikinga de noruega, te da un toque sofisticado súper sexy, tú tienes que explicar que es una sal que compras a granel y tiene un sutil toque ahumado. Todo esto mientras pones cara de saber de lo que hablas, aunque en realidad no tengas ni idea. El romero, lo mismo: le da un punto misterioso que humedece a cualquiera.

Las patatas son un complemento ideal a esta receta. De momento me voy a guardar el secreto, que ya bastante majo estoy siendo con compartir esta receta.

Espero que te gusten y que te funcionen, si quieres darme dinero por ser tan ayudador, aquí te dejo mi Patreon. Jeje.

Espero que las hagas! Muak!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *